Tipos de conductas de abuso sexual infantil, en el II Anuario

“Tipos de conductas de abuso sexual infantil y su relación con características de personalidad”, en el II Anuario Internacional de Criminología y Ciencias Forenses, por Cristina Andreu et al.

Resumen: 

La compatibilidad entre la existencia de rasgos de personalidad de un imputado por abuso sexual infantil y el tipo de delito, es una de las preguntas habituales de los jueces en la pericial psicológica de este tipo de población forense. Las distintas clasificaciones o tipologías de abusadores sexuales de menores se han venido basando en características motivacionales de difícil medición. Por otro lado, los estudios que comparan características de personalidad entre abusadores sexuales y otros delincuentes tienen resultados contradictorios y no concluyentes. Existe además una fuerte distorsión motivacional en este tipo de evaluaciones en el procedimiento penal.

En este trabajo, hemos replicado los tres tipos de patrones de abuso sexual infantil de Canter, Hughes y Kirby (1998), realizada sobre la frecuencia y patrones de coocurrencia de distintas conductas abusivas. En una muestra de 206 varones condenados por tribunales españoles por delitos sexuales contra menores de edad, hemos obtenido tres patrones abusivos: patrón de intimidad, patrón agresivo y patrón criminal-oportunista. También encontramos un cuarto grupo mixto agresivo-oportunista. Estos grupos difieren significativamente en algunas características de personalidad.

Homicidio y asesinato, en el II Anuario

“El homicidio y el asesinato en la historia penal española y en derecho comparado”, en el II Anuario Internacional de Criminología y Ciencias Forenses, por Angélica Gutiérrez.

Resumen: 

La vida es el bien jurídico más preciado que poseemos los seres humanos, por eso su protección penal se garantiza, en mayor o menor medida, en todos los ordenamientos jurídicos del mundo. Estos delitos siempre han estado tipificados en todos los códigos penales españoles, debido a su especial gravedad. En este artículo se explica cómo se ha aplicado la política criminal durante las distintas legislaciones y se observa la evolución de estas figuras jurídicas a lo largo de la historia penal española.

Violencia en las organizaciones sanitarias, en el II Anuario

“La violencia en las organizaciones sanitarias: un mal histórico, persistente y de difícil solución”, en el II Anuario Internacional de Criminología y Ciencias Forenses, por Carlos López Gobernado y Miguel López Gobernado.

Resumen: 

La Organización Internacional del Trabajo ha constatado que los profesionales sanitarios sufren un elevado nivel de estrés y un alto riesgo de violencia en el trabajo. Tanto a nivel internacional como a nivel nacional, las agresiones a los profesionales sanitarios han aumentado en los últimos años, así como otros delitos contra estos profesionales de la salud. En España, el Ministerio del Interior ha creado la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario, expertos designados por la Policía Nacional y la Guardia Civil, como responsables de comunicación entre estos cuerpos y los profesionales sanitarios para frenar las agresiones a este colectivo.

Manchas de sangre, en el II Anuario

“Estudio de patrones de manchas de sangre”, en el II Anuario Internacional de Criminología y Ciencias Forenses, por Roberto Obeso.

Resumen: 

El presente artículo pretende indagar de forma metódica y científica el estudio de las manchas de sangre en la escena del delito y los patrones de las mismas. Pretende, a su vez, identificar los procesos físicos que dan lugar a los patrones de manchas de sangre para poder justificar éstos como prueba en el proceso penal ante los tribunales de justicia. De los vestigios encontrados en dichas escenas, la sangre es el más frecuente e importante.

Delitos económicos, en el II Anuario

“Una visión hispano-lusa de los delitos económicos”, en el II Anuario Internacional de Criminología y Ciencias Forenses, por Pedro Silva.

Resumen: 

Los delitos económicos están incrementando en cantidad y sofisticación, a la vez que los delincuentes acumulan fondos de forma significativa mediante delitos como el tráfico de drogas, el fraude, el fraude en inversiones, el fraude tributario, la extorsión, la corrupción y la evasión fiscal. Su naturaleza implica que una sola actividad estaría tipificada en varios preceptos y leyes diferentes del ordenamiento jurídico. Una variedad de organismos gubernamentales pueden estar implicados en las diferentes etapas de estos delitos, incluyendo la prevención, la detección, la investigación y el procesamiento de delitos y la recuperación de los beneficios del hecho delictivo. Frecuentemente, los delitos tributarios están intrínsecamente unidos con otras faltas en el ámbito financiero, al omitirse la declaración del ingreso derivado de actividades ilícitas para fines impositivos.